Desde el principio de los tiempos la necesidad de aclimatar el ambiente ha estado presente en la humanidad. Aunque en la antigüedad no existían las empresas de climatización en Tenerife, los egipcios, por ejemplo, ya buscaban algunas formas de combatir el calor y el frío.

Uno de los primeros aparatos de aire que se instalaron en el mundo fue el sistema de la Bolsa de Nueva York alrededor del 1902. Pero este fue inventado unos años antes por el padre del aire acondicionado, el ingeniero Willis Carrier, que seguro que nunca se imaginó el éxito que tendrían las empresas de climatización en Tenerife y en el resto del mundo.

Este estadounidense se basó en un principio de refrigeración de otro autor llamado Lord Kelvin. Todo surgió en un local de Brooklyn, un impresor tenia serios problemas para conseguir toda la gama de colores debido a la humedad y temperatura del ambiente. El joven Carrier investigó sobre la relación entre humedad y temperatura y construyó una máquina para controlar estos factores por medio de tubos enfriados. Este sistema fue el primer aparato de aire acondicionado de la historia.

En España, el primer sistema de refrigeración llegó en los años 30 y fue instalado en el Congreso de los Diputados. Contaba con elementos muy rudimentarios pero bastante efectivos. Los climatizadores estaban llenos de unas barras de hielo que eran suficientes para aliviar el calor en las sesiones plenarias.

Después de todas estas décadas y con el avance de la tecnología, los políticos no son los únicos que disfrutan de estos aparatos. Según datos de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización, se mueven al año 1100 millones de euros, por tanto, el auge de estas máquinas ha ido en aumento y nos siguen haciendo la vida más cómoda.

Si necesitas ayuda de los mejores profesionales del sector puedes venir a visitarnos en Climac. ¡Te esperamos!